ADN Energético

El equipo de arriba


Somos muy pequeños… Más allá de las montañas, o de ese claro y gran espacio que percibimos al levantar nuestras miradas, existe una gran orquesta, o un gran rompecabezas.

Desde arriba todo pasa… Abajo danzamos, pero gracias a ese nivel de supremacía… ¡Esto es para asombrarse! Y el asombro nos impulsa…

Con esta fuerza podemos ser más benevolentes con los otros. Reconocer nuestro tamaño, ensancha el amor de arriba y nuestra generosidad abajo…

Es el maravillarnos lo que despierta el “hacer”… ¡Ah!… y le quita el sueño a muchos…

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Deja un comentario