ADN Energético

Su voz


En momentos de crisis cultivar la voz de Dios en nuestro interior es la respuesta. Cuando todo fluye y el mundo brilla, cultivar la voz de Dios que vive en nosotros es la mayor celebración.

En cualquier momento, en todo lugar, el Sostenedor es el camino. Que las voces se unan en una sola plegaria de devocional gratitud por lo que fue, por lo que es y por lo que está por venir.

Dios no solo se manifiesta en lo que parece hermoso, también se manifiesta en lo aparentemente terrible, ÉL se vive en todo y en todos porque su omnipresencia nos invade, nos guste o no, en cualquier situación, en toda circunstancia, desde las lágrimas hasta las carcajadas… Le pertenecemos.

Y llegará el día en que el velo caiga, en que podamos vernos unos a los otros reconociéndonos como iguales. Sanando desde adentro. Al principio estar en silencio puede ser el escándalo más grande al que nos sometemos, más con la práctica sincera y con la devoción en ÉL, el ruido se irá disipando, las bifurcaciones se irán encontrando, los ríos comenzarán a encontrarse con el mar. Paz a mí misma, paz a mi familia, paz a mi nación, paz al mundo, paz al cosmos entero. Paz, paz, paz, perfecta paz.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Autora: Nathalie Prado
Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

2 comentarios

Deja un comentario