ADN Energético

Tocando y tocando…


Una puerta lleva a otra puerta. Son niveles de revelación. Abrimos y encontramos Su rostro… Mayor claridad.

Es un privilegio abrir, entrar y conocer… pero debido al exilio, aún hay una puerta desconocida…

Ya casi. Al regreso nos conoceremos y hablaremos. Conocimiento, entendimiento, sabiduría, unidad.

Te iremos contando lo que hay en la profundidad de las puertas… bueno… en la profundidad después de las puertas…

 

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Deja un comentario