ADN Energético

El bombillo


(Suena el violín)

Primera escena

— ¿Lucy?

— ¿Sí?

— ¿No te ha pasado que te sientes cansada? ¿O que el tiempo no te alcanza? Es que hay mucho por hacer, mucha presión… Que cuentas por aquí, que tomar una pastilla, estrés, buscar trabajo, visitar amigos… Y bla, bla, bla.

— ¡Sí! El mundo está hecho un caos (suspiro). También me ha pasado y además tengo muchas preguntas de la vida.

— ¿Has encontrado alguna manera de resolverlo?

Segunda escena

— Bueno mira, cada viaje es personal. Es un poco de experimentación y de intento. Por ejemplo, a veces he imaginado que soy un bombillo.

— ¿Cómo es eso?

— Un bombillo tiene dos lados: uno positivo y otro negativo. Si ambos se unen, se produce un corto circuito. Se apaga. No más luz… pero… si en medio le ponemos una resistencia entonces el bombillo va a alumbrar.

— Ok, ¿pero cómo aplico esto en mi vida?

— Bueno, quiere decir que en la vida necesitamos de ambos lados pero con una resistencia… y esa resistencia puede llamarse: control de emociones, abstención de algo, trabajo con esfuerzo, etc… Con la resistencia podremos ser agradecidos y lograr un balance interno, siempre en conexión con el de arriba. Todo esto al final nos permitirá obtener un gran placer. Todo llega poco a poco para saberlo apreciar, valorar y disfrutar.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Deja un comentario