Historias

ADN Energético

Oportunidades


0 comentarios

“Escuché un ruido profundo como de agua cayendo. Comencé mi búsqueda del creador del sonido. Cuando por fin lo descubrí, observé un tubo abierto y de él salían muchas palabras.

Estas caían fuerte, con potencia e insistencia. Entre ellas pude ver: SUEÑOS, ALEGRÍA, PACIENCIA, OPORTUNIDADES, etc.

Mi mente se puso en blanco y en silencio. Luego me percaté que muchas veces en la vida caen oportunidades y no las atrapamos. ¿Qué estamos esperando?”

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Autora: Christy Petri (Quesada Segura)
Noticias Mi Ciudad

 

Leer Más

ADN Energético

Motivación espontánea


0 comentarios

Iniciamos la búsqueda de un restaurante bonito. Después de pasar en medio de la naturaleza, decidimos cenar en uno de los restaurantes más hermosos del país. Su belleza estaba guiada por un frío romántico, candelas, luces reflejadas en espejos o vidrios y una vista panorámica con destellos de la ciudad. Por otro lado, las copas y el vino caían refrescando todo el escenario, transformando el lugar en un simple pero espléndido refugio de visitas.

Toda la familia levantó el rostro, pues la elegancia caminaba hacia la mesa. Una señora con ojos verdes, sonrisa llena de blancura y destellos, lentamente movía su boca. Manteniendo siempre su elegancia en una expresión corporal y dicción total habló:

―Qué lindo que nos hayan visitado en familia. Este lugar es mágico. La unidad comienza a danzar, la amistad habla y los momentos quedan como recuerdos. Por ejemplo, el amor en el matrimonio debe continuar. ¿Por qué solo cuando están en la fase de noviazgo se expresa un amor total? ¡No! Ese amor debe mostrarse en su máxima expresión, no olvidar nunca los detalles. Hay que conquistar siempre a la pareja. El amor es como dedicarse al trabajo social o a la medicina, siempre se quiere el bien de la otra persona, para hacerla feliz con nuestro máximo potencial.

Todos en la mesa estaban confusos, parecía como que el sol llegó a alumbrar y con un poco de música las emociones se despertaron con una motivación espontánea. Así como se escucha, de la nada, con temas fuera de lugar, pues cuando ella llegó nadie en principio se había interesado por las conversaciones, únicamente por su elegancia. Simplemente algo pasó y en un abrir y cerrar de ojos, todos comenzaron a disparar preguntas. De lo mucho que se habló, se pudo rescatar puntos interesantes. La dueña del restaurante continuó:

―Este lugar se levantó con esfuerzo y dedicación, hemos recibido muchas bendiciones, pero también hemos tenido que aprender a creer. Nosotros mantenemos a 32 familias y nunca nos ha faltado nada. Hemos tratado de creer siempre, en los sueños, en lo que hacemos, en las demás personas. Nuestra labor social también nos motiva porque podemos amar y mirar como esas sonrisas de otros parecen burbujas caminando en el aire. Aquí estamos, haciendo todo con mucha alegría y pasión. Siempre, siempre, siempre, siempre hay que creer en lo que uno hace y lograr que los demás también lo crean. Que se contagien, que los ojos brillen, que las mariposas corran en el estómago, que las manos se levanten como símbolo de victoria y cuando haya un prueba esta pueda ser simplemente una satisfacción por el aprendizaje.

El silencio estaba ganando, los ojos de todos parecían haber sufrido de contracciones y las bocas parecían que iban a sentarse sobre la mesa. Algo había en ella, podía parecer una charla de mercadeo, pero no. Estábamos completamente seguros que no lo era. Había una ternura, un instinto maternal, una gracia que motivó a todos en esa mesa. Sus empleados también lo tenían.

Ella se despidió, dio media vuelta y la luz quedó allí, compitiendo con las candelas, lámparas, chimenea y luz de la noche. ¿Motivación espontánea, momento inesperado y aprendizaje permanente? Definitivamente.

Christy Petri (Quesada Segura)

Leer Más

Frases

Espontaneidad


0 comentarios

“Palabras, ayudan en momentos inesperados. Palabras, llegan cuando nadie las ha llamado. Palabras, aparecen espontáneamente. Atrápalas porque no sabes cuando las vas a necesitar.”

Christy Petri (Quesada Segura)

Leer Más

ADN Energético

Compañía


0 comentarios

“Me senté y el atardecer llegó a acompañarme. Lo miré y juntos comenzamos a charlar. Me insistió y juntos decidimos esperar que el anochecer llegara. Le insistí e invité a comer un helado.”

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Christy Petri (Quesada Segura)

Leer Más

Mi Ciudad Actual

La ciudad del agricultor


0 comentarios

Hace mucho tiempo no lo hacía…eran las 5:30 a.m y las verduras y frutas parecían más apetitosas en la medida que los rayos del sol comenzaban a calentar. Vi pasar a muchas personas conocidas de las cuales hace mucho tiempo había perdido el rastro.

Buenos días niña! Dios le bendiga! Me dijo Don Efraín, el pulpero del barrio que le vendió confites a mi madre y me leía los apuntes que me hacían para comprar los mandados del almuerzo.

Cada puestito tenía su propio estilo, algunos anunciaban los mejores precios, otros continuaban descargando las papas y las cebollas que llegan a la mesa de tantas familias y que tanto cuesta cosechar.

Los adultos mayores bien bañaditos y perfumados que saben elegir la papaya más dulce porque las canas no les engañan, la lechuga más fresca y el chile más barato.

Ir a la feria del agricultor me hizo ver una ciudad maravillosa, la ciudad que amo, la ciudad en la que nací, crecí y espero ver crecer a mis hijos algún día, la cuidad que apoya al agricultor que cuida del campo porque bajo la lluvia y el sol trabaja sin descanso.

Elenny Hernández

Leer Más

Frases

Escritura


0 comentarios

“Y tuve una visión…Y me di cuenta de que tú y yo tenemos vocación: ESCRIBIR. Y tuve un pensamiento. Y me di cuenta que las palabras pueden hacer historia, cambiar vidas, crear sentimiento, hablar…ESCRIBE, ESCRIBE, ESCRIBE.”

Christy Petri (Quesada Segura)

Leer Más

ADN Energético

Día del Padre


0 comentarios

Me desperté, eran las 5:00 am y estaba muy emocionada de mi viaje a Houston, Texas. ¡Sí!, era muy temprano, pero debía irme al aeropuerto porque el vuelo salía a las 9:00 am (si mi memoria no falla).

La emoción se expresaba lo suficiente como para explotar toda esa energía de una niña de diez años, primera vez en avión y primera vez tan lejos de mis padres.

¡Por fin llegamos! La sensación de estar ya en el aeropuerto y escuchar el sonido de los aviones al despegar me hacía sentir eso allí en el estómago. Mis padres y hermanos estaban también muy
felices, especialmente mi papá, quien estaba completamente emocionado pero a la vez triste porque se iba su hija.

___ ¡Ay noooooo! , lancé un grito de preocupación. Se me olvidaron las melcochas, ¿ahora qué hago? Teacher Ileana me va a regañar.

___Ay María, ¿segura que no las echó?, preguntó mi mamá.

___Síííííí, estoy segura.

Eran las 7:00 am , el vuelo salía a las 9:00 am y el embarque a las 8:00 am, aunque podía esperar un poco más en la fila para dar tiempo a que mi papá llegara. Estábamos en una ciudad llamada Alajuela, lejísimos de la casa, sobre todo porque eran las famosas horas para las presas. Teacher Ileana me iba a regañar si no llevaba las melcochas de la exposición y yo entré en un momento de estrés y preocupación. ¿Ahora qué? , era lo que me preguntaba o más bien todos nos preguntábamos.

___Yo voy por las melcochas, pero me voy a ir en taxi porque si manejo me estreso. Tranquila María, usted va llevar esas melcochas, expresó mi padre.

Todos estábamos más tranquilos, pero ahora el problema no eran las melcochas, tampoco la distancia de Alajuela y las presas de los carros. EL MAYOR PROBLEMA ERA NO PODER VER A MI PAPÁ, ME PUSE TRISTE CON SOLO PENSAR EN QUE TAL VEZ NO ME IRÍA A DESPEDIR DE ÉL. Ya las melcochas no me importaban, lo que realmente sentía era una angustia de no saber si él llegaría a tiempo para verlo una última vez.

Ya eran las 8:00 am, tenía que pasar la aduana, el embarque iniciaba y el vuelo salía en una hora, mi papá no llegaba aún, más me angustiaba, le suplicaba a Dios que quitara toda la presa y así poder despedirme.

A las 8: 30 am llegó, pensé que nunca llegaría. Venía con la caja de melcochas y un poco agitado, de seguro que venía estresado por el tiempo. Corrí hacia él, lo abracé y le dije:

___ Gracias papá, te amo.

___ Yo también te amo, que Dios la cuide durante el viaje y disfrute bastante. Coma mucho y sea educada siempre.

___Si papá.

Me despedí de todos, solamente pude estar con él un minuto, debía correr para pasar la aduana e ir hasta la puerta de embarque. Cuando por fin me senté mientras esperaba que el avión despegara, podía ver a mi familia observando que el avión partiera, podía ver a mi papá a lo lejos. Realmente sentía algo en mi corazón, una angustia porque pensé que no habría despedida, y aunque la hubo, no fue suficiente.

Claro que lo entendí, el amor de padre siempre está, es tan grande que no lo podemos imaginar, pero está. RECORDÉ UNA VEZ MÁS CUANTO ME AMA Y CUANTO ESTÁ DISPUESTO A HACER POR
MÍ.

Christy Petri (Quesada Segura)

Leer Más

Frases

Ciudad


0 comentarios

“Mi ciudad, el lugar que más amo, donde puedo hacer miles de malabares, caminar por una cuerda y saltar hacia nuevos horizontes. Mi ciudad es ese lugar que me trae recuerdos, donde puedo abrir los ojos y enfocar los detalles más peculiares. Y tú? Ya pensaste cómo es tu ciudad?”

Christy Petri (Quesada Segura)

Leer Más

Mi Ciudad Actual

Basura


0 comentarios

Caminé en una calle plana, llena de colores grises y negros. Caminé de la mano con mi papá, y atrás estaba mi perro siguiéndonos.

Di un paso para llegar a la acera, di un paso y mis ojos corrieron al suelo. Allí el tiempo se detuvo por unas horas, prosiguió por unos minutos y se aceleró por unos segundos.

Mis ojos comenzaron a hablar con mi papá. Él con una expresión nula me habló claro y directo. Yo con una expresión sorprendida, le respondí claro y directo.

LLevé mis manos hacia el suelo, tomé ese “algo” amontado en la acera. Apreté con fuerza ese “algo” y sentí tristeza en mi corazón.

Ese “algo” estaba en todos lados, ese “algo” oscurecía y ensuciaba los paisajes. Ese “algo” no le importaba a muchos. Ese “algo” se llamaba: BASURA.

Christy Petri (Quesada Segura)

Leer Más

ADN Energético

Quiero


0 comentarios

“Quiero sentarme entre libros y canciones, charlar con la luna, gritar con una voz un poco aguda y caerme entre sueños pintados de 1,2,3. Solo ese silbido me basta para mirar más allá.”

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Christy Petri (Quesada Segura)

Leer Más