Historias

Frases

Lluvia


0 comentarios

Esta lluvia que bañó las más tristes desilusiones. Esta lluvia que cayó y roció el encuentro inesperado. Esta lluvia que contó y recordó todo aquel pasado.

Christy Petri (Quesada Segura)

Leer Más

Mi Ciudad Actual

Marcas dolorosas


0 comentarios

Esta es una historia real, escrita por Kimberly L. Smith, autora de «Passport Through Darkness» (Pasaporte atravesando la oscuridad) quien presenció esas marcas dolorosas. La traducción del inglés al español fue realizada con la colaboración de Noticias Mi Ciudad. La escena se desarrolló en Portugal, fue una experiencia misionera de la escritora con su esposo en un orfanato. Deténte un momento y lee un ejemplo de algo que sucede en todo el mundo.

«Portugal es miembro de la Unión Europea. El país posee regulaciones para la protección de los niños, independientemente de su raza, etnia o ciudadanía. Sin embargo, no podíamos creer lo que mirábamos en un orfanato: los 19 niños en este lugar estaban durmiendo en habitaciones húmedas con huecos en el techo de madera. Literalmente yo podía meter mi cabeza en el hueco. Cuando llovía, el agua empapaba sus habitaciones. La comida era miserable, pero lo peor más adelante se los cuento.

No entendíamos porqué no recibían ayuda del gobierno de Portugal. Durante este tiempo nosotros tratamos de ayudar con comida, medicina, la reparación del orfanato, etc. Tuvimos la oportunidad de acercarnos más a los huérfanos. Un día, Carlos, un pequeño niño de 9 años se acercó a mí.

― ¡Tía Kimberly, ¡tía Kimberly! ¿Dónde está la vaselina?

Yo estaba ocupada preparando el almuerzo y sin importancia le dije:

― Carlos, no sé donde está la vaselina. Ve y pregúntale a alguien más.

― No puedo preguntarle a nadie más. El tío Buster (un trabajador del orfanato) me dijo que no podía contarle a nadie acerca de la vaselina.

Eso llamó mi atención. Detuve mis actividades, me arrodillé al nivel de los ojos del pequeño niño y le contesté:

― Bueno Carlos, aún no sé donde está la vaselina, pero te ayudaré a encontrarla. De todos modos, ¿por qué necesitas la vaselina?

Con mi pregunta, Carlos se puso muy agitado y empezó a saltar con un pie y luego con el otro.

― My bum is bleeding (Mi trasero está sangrando. Bum es una palabra británica que hace referencia a las nalgas).

― ¡Oh Dios mío Carlos! ¿Por qué tu trasero está sangrando?

Aún más agitado, Carlos me enseñó sus nalgas. El niño estaba cortado, desgarrado y ensangrentado. Su carne tenía signos de traumatismo.

Después de este acontecimiento iniciaron las investigaciones. Se había encontrado que todos los niños del orfanato eran forzados a realizar actividades sexuales. El Tío Buster era el responsable, en lugar de proteger a los niños, utilizaba una cámara para filmar estas escenas y luego postearlas en Internet.

¿Qué medidas tomaron las autoridades? Nada. ¿Qué tanto están haciendo en el mundo respecto a la explotación sexual? No se sabe.”

Kimberly L. Smith

 

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Leer Más

ADN Energético

Acontecimientos


0 comentarios

«Una danza de palmeras despertó entre el viento y las olas. Un movimiento de humanos sopló con su presencia entre las rocas. Una joven proyectó sus pensamientos entre las copas…y la ciudad amaneció entre diminutos seres y bellotas.»

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Christy Petri (Quesada Segura)

Leer Más

Frases

Amor


0 comentarios

«Escuchando las olas del mar retumbando. Escuchando el silencio de la noche refugiada en la oscuridad. Escuchando el latir de un caballero abrazado al amor. Escuchando palabras decorosas, transparentes y sin detención.»

 Christy Petri (Quesada Segura)

Leer Más

ADN Energético

Momentos


0 comentarios

«Hoy me senté en medio de la ciudad. Brinqué y el impulso me llevó a una montaña. En la cima pude tener una vista panorámica y escribir los detalles más peculiares. SIMPLEMENTE UN DELEITE.»

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Christy Petri (Quesada Segura)

Leer Más

ADN Energético

Conversación existencial


0 comentarios

(La escena se desarrolla en el lugar que el lector desea imaginar)

Rebeca: ¿Tienes un momento para escucharme?

John: Mmm, sí. Creo que sí. ¿Qué pasa?

Rebeca: Necesito a alguien para desahogarme. Estos días me he sentido muy sola. No sé, creo que nadie me entiende.

John: Ok, bueno. Espero poder ayudarte. Cuéntame.

Rebeca: Son varios temas. Tengo como un colocho en mi cabeza. Pienso mucho en el futuro y me da miedo. Me siento inútil, por momentos me emociono, pero después esa emoción se va rápido. Cuando llega la noche me siento sola y me es difícil contarle mis situaciones a la gente porque pienso que pueden fallarme.

John:……….SUSPENSO. ¿Cómo crees que continúa la historia?

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Christy Petri (Quesada Segura)

Leer Más

ADN Energético

Sustancias incómodas


0 comentarios

Un joven pasa por las casas, sus ojos son más dulces que la miel. Su sonrisa y timidez parecen ser las únicas sobrevivientes de sustancias incómodas.

Por las mañanas está relativamente bien, aunque siempre buscando su alimento. Él en particular no hace daño, aunque muchos le huyen porque son sus otros compañeros quienes molestan a la gente (con violencia, asaltos, robos, etc).

Él ya perdió la esperanza, sus sueños huyeron. Él quiere progresar, pero nadie le ayuda. Este mercado lo tiene envuelto, pues el consumo alcanza números gigantes.

¿Es la cárcel la respuesta a los problemas sociales? Si no, ¿cómo ayudar a las víctimas? Los esfuerzos pesan sobre algunos que al menos lo intentan. Los otros ¿qué están haciendo?

El mundo está infectado de esto y por cada callejón se desprende ese olor de sustancias incómodas: DROGAS.

Christy Petri (Quesada Segura)

Leer Más

ADN Energético

Oportunidades


0 comentarios

«Escuché un ruido profundo como de agua cayendo. Comencé mi búsqueda del creador del sonido. Cuando por fin lo descubrí, observé un tubo abierto y de él salían muchas palabras.

Estas caían fuerte, con potencia e insistencia. Entre ellas pude ver: SUEÑOS, ALEGRÍA, PACIENCIA, OPORTUNIDADES, etc.

Mi mente se puso en blanco y en silencio. Luego me percaté que muchas veces en la vida caen oportunidades y no las atrapamos. ¿Qué estamos esperando?»

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Autora: Christy Petri (Quesada Segura)
Noticias Mi Ciudad

 

Leer Más

ADN Energético

Motivación espontánea


0 comentarios

Iniciamos la búsqueda de un restaurante bonito. Después de pasar en medio de la naturaleza, decidimos cenar en uno de los restaurantes más hermosos del país. Su belleza estaba guiada por un frío romántico, candelas, luces reflejadas en espejos o vidrios y una vista panorámica con destellos de la ciudad. Por otro lado, las copas y el vino caían refrescando todo el escenario, transformando el lugar en un simple pero espléndido refugio de visitas.

Toda la familia levantó el rostro, pues la elegancia caminaba hacia la mesa. Una señora con ojos verdes, sonrisa llena de blancura y destellos, lentamente movía su boca. Manteniendo siempre su elegancia en una expresión corporal y dicción total habló:

―Qué lindo que nos hayan visitado en familia. Este lugar es mágico. La unidad comienza a danzar, la amistad habla y los momentos quedan como recuerdos. Por ejemplo, el amor en el matrimonio debe continuar. ¿Por qué solo cuando están en la fase de noviazgo se expresa un amor total? ¡No! Ese amor debe mostrarse en su máxima expresión, no olvidar nunca los detalles. Hay que conquistar siempre a la pareja. El amor es como dedicarse al trabajo social o a la medicina, siempre se quiere el bien de la otra persona, para hacerla feliz con nuestro máximo potencial.

Todos en la mesa estaban confusos, parecía como que el sol llegó a alumbrar y con un poco de música las emociones se despertaron con una motivación espontánea. Así como se escucha, de la nada, con temas fuera de lugar, pues cuando ella llegó nadie en principio se había interesado por las conversaciones, únicamente por su elegancia. Simplemente algo pasó y en un abrir y cerrar de ojos, todos comenzaron a disparar preguntas. De lo mucho que se habló, se pudo rescatar puntos interesantes. La dueña del restaurante continuó:

―Este lugar se levantó con esfuerzo y dedicación, hemos recibido muchas bendiciones, pero también hemos tenido que aprender a creer. Nosotros mantenemos a 32 familias y nunca nos ha faltado nada. Hemos tratado de creer siempre, en los sueños, en lo que hacemos, en las demás personas. Nuestra labor social también nos motiva porque podemos amar y mirar como esas sonrisas de otros parecen burbujas caminando en el aire. Aquí estamos, haciendo todo con mucha alegría y pasión. Siempre, siempre, siempre, siempre hay que creer en lo que uno hace y lograr que los demás también lo crean. Que se contagien, que los ojos brillen, que las mariposas corran en el estómago, que las manos se levanten como símbolo de victoria y cuando haya un prueba esta pueda ser simplemente una satisfacción por el aprendizaje.

El silencio estaba ganando, los ojos de todos parecían haber sufrido de contracciones y las bocas parecían que iban a sentarse sobre la mesa. Algo había en ella, podía parecer una charla de mercadeo, pero no. Estábamos completamente seguros que no lo era. Había una ternura, un instinto maternal, una gracia que motivó a todos en esa mesa. Sus empleados también lo tenían.

Ella se despidió, dio media vuelta y la luz quedó allí, compitiendo con las candelas, lámparas, chimenea y luz de la noche. ¿Motivación espontánea, momento inesperado y aprendizaje permanente? Definitivamente.

Christy Petri (Quesada Segura)

Leer Más