Mi Ciudad Actual

La ciudad del agricultor


Hace mucho tiempo no lo hacía…eran las 5:30 a.m y las verduras y frutas parecían más apetitosas en la medida que los rayos del sol comenzaban a calentar. Vi pasar a muchas personas conocidas de las cuales hace mucho tiempo había perdido el rastro.

Buenos días niña! Dios le bendiga! Me dijo Don Efraín, el pulpero del barrio que le vendió confites a mi madre y me leía los apuntes que me hacían para comprar los mandados del almuerzo.

Cada puestito tenía su propio estilo, algunos anunciaban los mejores precios, otros continuaban descargando las papas y las cebollas que llegan a la mesa de tantas familias y que tanto cuesta cosechar.

Los adultos mayores bien bañaditos y perfumados que saben elegir la papaya más dulce porque las canas no les engañan, la lechuga más fresca y el chile más barato.

Ir a la feria del agricultor me hizo ver una ciudad maravillosa, la ciudad que amo, la ciudad en la que nací, crecí y espero ver crecer a mis hijos algún día, la cuidad que apoya al agricultor que cuida del campo porque bajo la lluvia y el sol trabaja sin descanso.

Elenny Hernández

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.