Mi Ciudad Actual

Ella


Ella es una preciosa niña, tiene una mirada de ángel, y unos ojos color miel bien encendidos, su pelo es abundante y de un café profundo y brillante. Vive en una de las tantas comunidades rurales de nuestra agitada América Latina, en cuanto a estudios apenas cursa el primer grado de escuela, pero cuenta con una personalidad que la ha convertido en una líder en su grupo.

Tiene la bendición de Dios de vivir con sus padres y sus tres hermanitos menores que ella, pero tiene algunas preocupaciones: que los niños y las niñas deban dejar la escuela porque los padres no cuentan con los ingresos necesarios para comprar los materiales básicos que le piden. Ella entiende que la única forma de luchar con dicha situación y terminar con ese círculo de pobreza es mediante el estudio, por eso se convirtió en la mejor alumna. El ayuntamiento de su ciudad le tendió la mano.

Ella piensa “…si yo estudio y me esfuerzo, puedo tener un futuro mejor…de lo contrario me sumo a la incertidumbre…y eso no es bueno…” Continúa “…Necesito estudiar y cuuando esté trabajando ayudaré a mis padres, por eso debo continuar luchando por la construcción de mi futuro.”

Ella está en una etapa de evolución en su vida, por tanto en poco tiempo llegará a la adolescencia, otro motivo por el cual puede ser aislada. Seguramente deba hacer un mayor esfuerzo para lograr el sueño, ya que en su país existe una estigmatización muy grande hacia los sectores empobrecidos y deba además enfrentar una cultura machista, pero ella no ve las cosas de esa forma, porque pertenece a una generación de mujeres que cuentan con una visión muy clara de lo que quieren para sí mismas, mediante el esfuerzo y la valentía.

Como si fuera poco, tiene tan claro lo que quiere para ella y para los demás que nos deja un consejo para tomar en cuenta en el camino de la vida “…enfóquese y esté claro en lo que desea, no se enrede en situaciones que no valen la pena, confíe en Dios …que Dios confía en todos nosotros.

Rafael Sáenz

Deja un comentario