Mi Ciudad Saludable

El dulce en exceso


 

Ya lo hemos dicho, el dulce es malo… en exceso. ¡Sí!, todo tiene dulce, pero recuerda siempre balancear. Unas veces lo necesitarás, otras veces, sólo deberás ignorarlo.

¡Eso sí!, puedes reservarlo para que éste salga en tus palabras y luego en tus abrazos. No hay que desecharlo del todo. Usa la imaginación para darle vida de una mejor manera…

Tal vez debas cuidar tu cuerpo y alimentar el ALMA de los demás con el “AZÚCAR SIMPÁTICO”, es decir, AMOR”.

Retsé
Noticias Mi Ciudad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.