Mi Ciudad Saludable

¿Cómo honrar nuestro cuerpo, alma y mente?


Si te has dado cuenta, el tiempo camina tan rápido que muchos de nosotros perdemos la consciencia de “cómo hacemos o decimos algo”.

Comemos por ejemplo en medio del estrés, sin preguntarlos: ¿mi cuerpo necesita esto? ¿Por qué lo como? ¿Qué siento mientras mastico?

Este tipo de cuestionamiento es lo que se conoce como “alimentación consciente”. Cada vez se torna relevante como una práctica que incentiva estilos de vida saludables.

Entonces, considerando preguntas que obviamos por el afán y presión de la vida, ¿cómo podemos verdaderamente honrar nuestro cuerpo, alma y mente con los alimentos que consumimos?

La Nutricionista de Harvard. Dr. Lilian Cheung, con el Premio Nobel de la Paz, nos ofrece 7 prácticas para una alimentación consciente:

Creadora: Lyda Estrada. Noticias Mi Ciudad

  1. Honra la comida. Reserva un tiempo para agradecer por tus alimentos y la oportunidad de tu cuerpo en recibirlos. También expresa tu gratitud por la amistad de las personas que amas. Nutre y fortalece la comunidad. La sabiduría nos recomienda comer con amor y paz; y evitar todo tipo de molestias o disgustos para no afectar la digestión.
  2. Sea donde sea que te encuentres deja de lado el celular, apaga el televisor, guarda los periódicos y aleja tus pensamientos. Reserva un tiempo para ti. Practica una respiración consciente para que tu cuerpo y mente se encuentren. Luego come y disfruta. No dejes de sonreír. Mientras comes, realiza pausas, exhala e inhala con serenidad.
  3. Incorpora todos tus sentidos. Observa colores, olores y texturas. Fíjate bien en la comida, esto trae paz y revela nuestra relación con esta y con los demás. El esfuerzo que hagamos traerá la consciencia; y sus efectos serán poderosos para ayudarte a ti y a otros. Aprovecha, piensa o pronuncia el nombre de las comidas, esto tocará la profundidad de su verdadera esencia. Saborea cada vez que mastiques.
  4. Si convertimos “la alimentación consciente” en nuestra aliada, sentiremos compasión en el corazón por nuestros hermanos. La comprensión llegará, podremos fortalecer las relaciones y compromiso de ayudar a las personas.
  5. Come con moderación. La consciencia es un elemento fundamental, contribuye con la moderación. El proceso de deleite y tranquilidad que experimentas al comer sin duda colabora con una mejor digestión. Esto hace que tu cuerpo ya no pida más de lo que necesita. Nunca se debe llegar al nivel de “llenura”, debemos llegar a nuestro 80%. Saborear bocados pequeños ayudará a que el proceso de descomposición de los alimentos sea más eficiente. También contribuirá con la buena administración de los recursos del hogar y el planeta.
  6. Por nada te saltes las comidas. Evadir los tiempos puede estropear tus decisiones conscientes. Planifica las comidas regulares en las mismas horas del día. Es importante mantener un ritmo constante. Evita “picar” un poco por acá y otro por allá, esto solo interrumpe nuestro proceso de alimentación saludable.
  7. No te olvides de incorporar una dieta verde. El equilibrio de un buen plato evitará riesgos en tu cuerpo. Comer únicamente carne o lácteo puede poner en peligro tu sistema. Lo que consumas influirá en el resto de tu día.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Lyda Estrada
Noticias Mi Ciudad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.