4 comentarios

  • Compré el libro en la feria. ¡Es un deleite visual! Con honestidad me había acostumbrado a que los libros de literatura para adultos fueran sobrios y formales. Sabía que esta falta de colores y figuras le molestaba a muchos adolescentes, por lo que preferían materiales infantiles pues les resultaban más atractivos. Incluso a mis 51 años me divierte leer libros infantiles ilustrados.
    Por eso, al abrir el libro (que no tenía ni idea de cómo era por dentro) fue una sorpresa. Lo abrí en el bus y seguro que quien iba sentada a la par mía debió creer que esta loca. Pues no paraba de decir en voz alta -mientras pasaba las páginas- ¡Qué bello! ¡Ay, que lindo! !No lo puedo creer!
    Nunca había visto un libro para adultos que es como uno de cuentos para niños.
    Y lo mejor es que el contenido es tan bello como la presentación. Palabras nacidas de un corazón sensible. Y que nos recuerda la importancia de las cosas sencillas.
    También me ha hecho soñar y meditar en cosas que había perdido de vista. Por ejemplo: ¿Cómo es mi ciudad? La real y la que es el centro de mi imaginación.
    Especialmente me encantó “Un día de Colores”. Me hizo imaginarlos usando mi piel como lienzo, para luego continuar su viaje llevándose todo mi dolor. Y es que estos días me estaba deprimiendo mucho.
    Pero tu libro me hizo reír y soñar.
    Y me recordó que vale la pena luchar por las visiones que nos marcan el rumbo. Gracias, Christy.
    Y felicitaciones a ti y a Lyda Estrada (esa excelente ilustradora tan llena de imaginación como tú. Y que tan bien supo comprender el espíritu del libro).

    • Gracia, ¡qué sorprendente! 😀 Todo eso que me dices, no es solo es motivación, sino magia. Todo lo hacemos con mucho amor para la gente y queremos que sientan y piensen que acá tienen a una familia en la que pueden refugiarse 😀

      Disfruta, sueña, enamórate. Eso es lo que anhelamos con Noticias Mi Ciudad. Es todo para cada uno de las personas en este mundo.

      • Tu libro (al unirlo a cosas que contaste en el café) me hicieron reflexionar sobre dónde pertenece mi corazón. Lo que me estaba deprimiendo es que no lograba sentirme integrada. Pero me di cuenta de que nunca lo lograremos con todas las personas pues no depende de un lugar, sino del corazón (pues allí están nuestros valores y motivaciones). Y eso es lo que me estaba molestando. Muchas de las personas que me han estado rodeando no quieren que forme parte de su mundo y yo quería pertenecer a é. Pero tus palabras me han hecho reflexionar de que ¿para que quiero pertenecer a un mundo que no comparto porque soy muy diferente a ellos (no por cultura sino por valores)?
        Debo buscar a las personas que me permitan tanto dar como recibir. Comprendí porque el hogar no está en un lugar sino donde está el corazón. Y No es la distancia lo que nos aleja o acerca a otros, sino el entendimiento mutuo.
        Y tus palabras y escritos -al hacernos meditar- son como un faro en la oscuridad.
        Dios usa tu talento para bendecir a otros.

  • ¡Ay Gracia! Todo lo que dices siempre es tan lindo e inspirador. Me llena completamente y me alegra saber que hay personas como tú en este mundo. Eres una persona importante y real, así que debes arrojar todo tu potencial.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.