Emisarios de Ilusión

Sintiendo amor


No teníamos muy bien definido el propósito, pero llegamos a ese país para descubrirlo… Era octubre del 2013…

Estábamos caminando, conociendo, observando, sintiendo en plena ciudad vieja… y como somos amantes del café… tuvimos que aprovechar la recomendación de un lugar…

Era atendido por cristianos o armenios, tal vez ambos… No nos acordamos. Cuando entramos, nuestra mirada apuntó hacia una joven, linda pero con un rostro apagado.

Pedimos algo y nos sentamos a disfrutar, pero estábamos inquietos. ¿Íbamos o no a hablarle? El corazón se estrujaba, como sintiendo lo de ella. Medio terminamos de beber, y sin pensarlo, nos acercamos.

Le preguntamos cómo se llamaba (no nos acordamos su nombre). Le preguntamos si la podíamos abrazar. Ella solo confirmó con la cabeza, pero siempre con tristeza…

Allí con ese gran abrazo, le dijimos: ¡Te amamos! El dueño del lugar (que nunca supimos si era pareja o solo jefe), miró la escena extrañadísimo…

Inmediatamente nos fuimos, y entre las calles de piedra, se nos resbaló una lágrima. El corazón siguió su camino…

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Deja un comentario