ADN Energético

Un día de colores


Abrí las puertas de mi casa y todos los colores de allí comenzaron a salir. Todo el cielo, todas las calles, todos los bosques, todas las ciudades sintieron y vieron los colores bailar.

Yo no sabía qué estaba pasando, pero sus movimientos eran tan interesantes y atractivos que todos los ojos humanos miraban el recorrido.

Pensé por un momento en un mar de ilusiones que cambió su lugar original de la tierra al cielo para transportarse entre las aventuras más desafiantes.

Ellos estaban alegres, comenzaron a pintar todos los objetos que encontraban, hasta las personas fueron llenas de sus pinturas más exóticas.

Estos colores simplemente no podían competir con la aurora boreal, su tremendo esplendor, su tremendo esplendor ganaba la atención. Estos colores estaban allí, para atender y llevarse cualquier dolor.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Christy Petri (Quesada Segura)
Noticias Mi Ciudad

Deja un comentario