ADN Energético

ADN Energético

Una jirafa me habló


0 comentarios

Soy una jirafa. Tengo que contarte, que de mi clase habemos muchas. Un camino largo entre el cuerpo y la mente nos identifica, y un caminar relajante. Mis pies tengo sobre el suelo, mientras veo el horizonte. Así es como aprendo a soñar. Desde aquí, veo cosas que otros no ven. Miro más alto, desde otro punto, mientras tengo los pies sobre tierra. Parece ser una distancia muy alta entre el suelo y el cielo, pero no lo es.

Soy una jirafa y me agacho al beber. Cuando tomo mi agua, que me da vida, me inclino y agacho mi cabeza hasta lo más bajo. Pierdo la vista del horizonte, la más alta de todas, y vuelvo a ver la tierra, como la viera una hormiga. Tomo el agua, respiro y vuelvo a la vida otra vez. Y con ánimo luego levanto mi cabeza hasta lo más alto que pueda, pero recuerdo la tierra y sé que la necesito cada vez que tengo sed.

Soy una jirafa. Me alimento de acacias. Son árboles nobles, como todos, pero llenos de espinos, y grandes espinos. Mi comida es dura, mi realidad de todos los días. Pero tengo una lengua fuerte. Estoy preparada para eso. Y quizás a veces no apetezca, pero es eso justamente lo que me mantiene fuerte y firme.

Mi parte favorita de ser jirafa es mi diseño. Tengo manchas. No son cicatrices, son manchas, es estilo. Nací con contraste y con diseño en mi interior y en mi exterior. Mi silueta es delicada, parece que subo como fluyendo hacia arriba, y cuando corro tengo un ritmo particular. Con esta contextura y con esta estatura, me cuesta tomar impulso, y ¡cuánto necesito del equilibrio!

Yo soy una jirafa. Nosotras, no somos más que nadie, sino solo diferentes, y parte de un paisaje lleno de otros animales y sus cualidades. Yo, en realidad, al final de todo, soy poesía.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.

Autora: Alejandra López
Imagen: Alejandra López

Noticias Mi Ciudad

Leer Más

ADN Energético

Mi amigo el gato


0 comentarios

Me fui asomando como un niño puro que ve el amarillo radiante apuntando en todas direcciones… Después me di cuenta de que algo me pesaba en el cabello: ERA UN GATO.

Pero no era un gato cualquiera, era como un humano, en sus ojos se veían universos muy claros. ¿De dónde venía? Ni idea, pero parecía que le gustaba actuar de sombrero. No se me despegaba.

Había leído que a los gatos se les consideraba como animales poco sociales, independientes y solitarios, pero si todo marchaba bien, podían llegar a ser afectivos y vinculantes. 

Creo que este gato misterioso estaba buscando una verdadera amistad, al menos es lo que mi intuición decía.

Este acontecimiento me causó ternura y por eso comenzamos a ser amigos. Nos hablábamos con sonidos y gestos. Nos apoyábamos y guiábamos. 

La gente se sorprendía de siempre ver al gato arriba, sin despegarse. En muy pocos momentos  se bajaba para hacer sus quehaceres personales pero siempre regresaba. 

Había algo en este felino, inquietante y sincero, una especie de devoción y pureza. Comencé a aprender de su sabiduría, de su gracia, y este, a recibir mi confianza y amor…

Aún no sé de dónde procedía este pequeño león, pero no me incomodaba que estuviera siempre arriba. Estábamos CREANDO una amistad real y eterna.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.

Noticias Mi Ciudad
Dibujo: Vini Nicho Ilustrador

Leer Más

ADN Energético

El punto común de tres fronteras: Países Bajos, Alemania y Bélgica


0 comentarios

Hay un lugar muy interesante, un punto común de tres fronteras. Se refiere a una zona fronteriza donde se unen las tres fronteras de tres países: Países Bajos (comúnmente conocido como Holanda), Alemania y Bélgica.

Es muy especial porque es el lugar más elevado de los Países Bajos, 323 metros sobre el nivel del mar (sin tomar en cuenta el Caribe Neerlandés).

Si se viaja por la carretera desde Alemania entonces recibe el nombre de Dreiländerweg, o camino de los tres países. Si se viaja desde Bélgica, se le llama Route des Trois Bornes, o Camino de los Tres Límites.

Pero si se viaja por los Países Bajos, es interesante porque se le llama Viergrenzenweg, cuyo significado es Camino de las cuatro fronteras, en flamenco.

¿Pero acaso no mencionamos antes que se trata de tres fronteras? ¿Por qué ahora aparece una más? ¿Son tres o cuatro fronteras?

Un dato curioso es que durante un siglo ese cruce fue el único quadrifinium (cuatro fronteras) de Europa. Se cruzaban Bélgica, los Países Bajos, Alemania y Moresnet.

Ahhhhh, ahora se puede comprender por qué se habla de cuatro puntos. Bueno, esto de las cuatro fronteras realmente fue algo del pasado. Ahora son tres puntos… Miremos qué cuenta la historia…

Moresnet es hoy un pequeño pueblo belga del municipio de Kelmis. En su tiempo fue considerado como pueblo independiente. Tiene tres kilómetros de separación y por más de un siglo las personas tuvieron que cruzar fronteras, las del territorio con el nombre de Moresnet Neutral.

Primero fue un territorio ubicado entre Prusia y los Países Bajos y luego entre Alemania y Bélgica, pero Moresnet oficialmente nunca fue independiente, solo fue un condominio y luego no fue de nadie.

Cuando se dice que no fue tierra de nadie, es que no perteneció a ningún país, estado, administración, por eso durante un siglo fue considerado como territorio neutral.

Finalmente, el Tratado de Versalles de 1919 decidió que Moresnet pasara a formar parte Bélgica, pero luego durante la Segunda Guerra Mundial pasó a ser parte de Alemania y luego volvió a formar parte de Bélgica en 1944. Moresnet aún existe pero como ya dijimos, forma parte del municipio de Kelmis en Bélgica.

 Mapa tomado de Fronterasblog

Si quieres conocer más de la historia, puedes dar clic aquí.

 

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.

 

Leer Más

ADN Energético

Bailar y bailar


0 comentarios

Un día tenía una reunión virtual, pero había un pensamiento que insistentemente llegaba y decía: ¿Qué voy a DECIR?

Minutos antes de iniciar la vídeo conferencia, me puse a ver una producción que subieron a Internet donde salía una multitud de jóvenes bailando en el centro de Jerusalén, Israel, específicamente en el mercado Mahane Yehuda​ (al que todos se refieren como Shuk).

La producción me gustó muchísimo, la música, la coreografía, las escenas… todo. Sentí como si hubiese recibido un regalo virtual.

Lo gracioso es que al final del vídeo, la última diapositiva cerraba con un texto que decía: Si no sabes qué decir, entonces BAILA.

¿Casualidades? ¿Conexiones? Llámenlo como quieran. Para mí fue un mensaje claro y especial.

Muchas veces esperamos decir algo, tener una cuantas palabras para compartir o explicar, pero a veces no funciona así. El silencio también es un lenguaje, así como el baile.

Cuando me muevo expreso la energía, sintonizo el alma y el cuerpo. Cuando me expreso de esta manera, estoy compartiendo una creación, algo muy interno.

Y a veces no hay que decir nada, simplemente basta con escuchar, observar, y/o BAILAR.

Bailar, bailar. Que La Luz se mueva siempre y atraiga a otros.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.

Dibujo:
Freepik

Leer Más

ADN Energético

Un gracias trascendente


0 comentarios

Es cierto que todos, absolutamente todos los seres humanos hemos tenido diversas pruebas.

A veces esas pruebas han desestabilizado y confrontado al alma. Han sido pocos los momentos en que hemos entendido, y en ciertas ocasiones, no hemos sabido cómo proceder para encontrar soluciones.

Hace como tres años experimentamos una especie de rescate, pero un rescate del alma… la esencia de cada uno. Intangible, eterna, real… Eso sucedió en un viaje a Israel. No en un primer viaje, sino hasta después de muchos viajes.

Solo a partir de ese año esa mano invisible y las circunstancias nos enseñaron a AGRADECER, pero de una forma distinta.

¿Cuándo, de manera trascendente, la palabra GRACIAS estaría tan presente en nuestros labios y sería lanzada hacia el CIELO con especial atención?

Esta es parte de nuestra historia, de encontrar cómo colocar la palabra “agradecimiento” en los detalles nuestros y con otros, buenos o un poco incómodos.

El agradecimiento también es percibir todas las bondades de esa mano invisible hacia simples mortales imperfectos que buscan transformar su alma y cuerpo.

Cuando pensamos en esto nos conmovemos y al mismo tiempo recordamos que desde el Cielo nos aman, nos protegen, nos instruyen y nos enseñan a ser humildes. GRANDE solo es esa ENERGÍA: fuente eterna, ÚNICA.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.

Dibujo: Freepik

Leer Más

ADN Energético

Nosotros


0 comentarios

¿Quiénes somos nosotros? Solo un punto pequeño en el Universo.

¿Quiénes somos nosotros? Un sonido con silencio al expresarnos en nuestra habitación.

¿Quiénes somos? Almas que a alguien poderoso se le ocurrió crear y traer acá.

Gracias, gracias, gracias. Por lo bueno y por lo aparentemente malo. Gracias por sostenernos en nuestros momentos de historias.

Gracias por escucharnos y abrazarnos mientras la luna, las estrellas y el cielo presencian nuestros pensamientos.

Gracias por entender nuestro mundo y por guiarnos aunque no siempre conozcamos las rutas establecidas en tus planes.

Gracias por tu divinidad y por pensarnos.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.

Leer Más

ADN Energético

Café medicina


0 comentarios

Creando un poco en el restaurante. Se acerca el encargado.

— Hola. Buenos días.

— Buenos días (Sonriendo. Siempre sonriendo ante la bondad de las almas).

— ¿Hoy quieres tu café?

— Sí, por favor. Te debo el de ayer.

— No te preocupes.

Volviendo a ver a uno de los meseros.

— Por favor, sírvele un café.

Solo un pequeño detalle y una sonrisa, te hacen sentir en EL HOGAR. El café es identidad. Es un encuentro, un tiempo y una sinfonía con uno mismo.

Esta bebida lo tiene todo, es respuesta al amor, la amistad, la colaboración, la solidaridad. Nos envuelve para crear LAS historias y colocar LAS letras que ofrecen sabores con luz.

Hay ciudades que están dormidas y solo un EXCELENTE CAFÉ puede lanzar una alerta, al menos moverles el piso.

El café es presencia.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Leer Más

ADN Energético

La chispa de vivir


0 comentarios

Estamos tan acostumbrados a sobrevivir, que olvidamos vivir. Y no, no hablo de existir, hablo de vivir las pequeñas, grandes cosas que se nos presentan a diario. 

Vivir va más allá de cumplir esas expectativas que le inculcan a uno desde pequeño. Es despertar y darnos cuenta que en esta vida estamos de paso, saber que cada minuto que transcurre nunca volverá.

Es vibrar cada instante ante la emoción de percibir las maravillas que nos rodean. Debemos dejar de ser zombis vivientes, que únicamente buscan la comodidad.

Esto no siempre es bueno, a veces hace falta salirse del canasto, explorar y conocer nuevas cosas que nos hagan sentir felices y plenos.

Necesitamos ese chispa de energía que nos haga bailar frente al espejo y que a la vez nos haga sentir bien, esa chispa que hace desear conocer cosas nuevas e ir por ellas.

Cada uno vive en un momento de exilio, pero cuando nos vamos acercando a esa energía, salimos de este y logramos la redención personal, que sin duda nos guía a la redención colectiva.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.

Autor: Ignacio Ortiz
Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Leer Más

ADN Energético

Agradecimiento diario


0 comentarios

Cada día vivimos milagros, milagros que se vuelven parte de la naturaleza. Algo así como un estilo de vida.

La consciencia nos visita y nos recuerda que Él lo arregla TODO y lo arregla porque existe una fuerza llamada AMOR que mueve ondas en el Universo.

Los milagros son producto del AGRADECIMIENTO, de aceptar cada letra puesta en nuestra historia personal. No es fácil, pero el camino se va suavizando cuando reparamos nuestro mundo.

No sabríamos explicar por qué o cómo se desarrolla todo tipo de acontecimientos que acomodan las vibraciones, y por lo tanto, las vidas de nosotros los humanos.

¿Quién desea la vida? El que guarda su boca del mal. El que usa sus labios para hablar solo BIEN, crear y embellecer.

Lo único que podemos hacer es usar las letras en su máxima elegancia. Cada día dar lo mejor de nosotros y pintar un poquito “la realidad” que se estableció en su momento.

Los cambios inician con cada uno, a lo interno. Todo se armoniza y vemos los milagros suceder, en segundos. Admiramos la vida que se nos ha regalado para transmitir aún más vida. 

El agradecimiento nos alivia. Trae una calma especial que se siente como paz. Todo se transforma en equilibrio, como el blanco de una paloma que hace una danza en el cielo llamada libertad.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

 

Leer Más

ADN Energético

Uso de las palabras


0 comentarios

Hice un conteo de palabras, pues de repente comenzaron a caer. Las atrapé e hice con ellas las historias más mágicas.

Al ser lectores, no castigamos o juzgamos el orden de las letras, la manera de contar o la forma de escribir.

Si un texto es sencillo, o complejo, conocido o no, pero nos CONECTA o nos hace palpitar sin explicación, entonces SOMOS felices.

No necesitamos ser “escritores conocidos”, necesitamos ser emisarios de palabras.

USAR EL PODER DE LA PALABRA PARA BIEN (CONSTRUIR). ESO ES AMOR. TODO DEPENDE DE LA PALABRA. HAY QUE ENTRENARSE PARA NO DESTRUIR.

La vida está llena de casos, de encuentros, de retos… y si cada uno decidiera optar por la práctica de entregar palabras amables, todo sería distinto.

No se trata de usarlas mal, sino de colaborar con una nueva programación que sustituya los viejos patrones, iniciando por la mente y continuando en la práctica, con cada acción y en cualquier ambiente.

Las palabras pueden lograr una armonía interna que balancee el funcionamiento de este gran sistema llamado Universo que tiene VIDA.

La belleza radica en construir conversaciones amenas que saquen sonrisas y esperanzas, no odio, tristeza, resentimiento o queja. Esto solo se vuelve un hábito dañino.

Como emisarios debemos ser sensibles y compasivos ante la humanidad de la cual todos somos parte y en la que todos somos responsables por embellecer.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Leer Más