ADN Energético

El inicio


1240457230754_f

 

Los vientos soplaron desde lejos apareciendo en el espacio. Todo estaba desierto, no había ni una gota de luz.

La oscuridad y opacidad vislumbraban con sombras, unas con negro intenso otras con grises pálidos.

Todo, absolutamente todo, era grotesco y pesado. No sabía qué era vida o aliento, aire o pureza.

Nadie habitaba, nadie aparecía, nadie vivía. Yo respiré todo eso…apestoso y desordenado…yo estaba tan sola, tan tímida…allí en un ambiente lúgubre.

Di un paso para mirar más allá, di un paso y presioné mi cámara para fotografiar la extravagancia y locura…¿Para que lo hice? y a la vez mejor que lo hice…

Música comenzó a disparar de todos los puntos cardinales. Movimientos despertaron hambrientos junto con bailes simétricos y eufóricos.

Yo me uní a ellos con inevitables preguntas, sobresaltos y ansias. Mi cuerpo fue testigo de grande fascinación.

Luego todo adquirió una forma única y estructurada. Colores pintaron ese tenebroso escenario, llenando con aguas que regaban todos los rincones con fuentes de frescura.

Árboles salieron de la tierra y un cielo se expandió a lo ancho y hacia las alturas.

Yo seguí disparando mi cámara y sucedieron muchos más episodios.

Animales aparecieron cayendo del cielo, brincando y hablando. Vi particularmente un hermoso conejo que lucía sobre una casa misteriosa.

Puedo decir que las nubes con su llenura crearon las especies más agraciadas y hermosas.

Mi viaje no acabó…Junto con estas especies creamos una festividad y un gran banquete para dar bienvenida al REY DE LA CIUDAD…Él realmente tenía el gran discurso…

Christy Petri (Quesada Segura)

 

Deja un comentario