ADN Energético

Su majestad


CBC_Beauty_and_the_Beast_June_6_2010_6PM-002-1024x685

 

Súbitamente sus ojos se volvieron hacia mí. No pude contener las ganas de preguntar sobre esos gestos tan elocuentes. Aún no había llegado la noche cuando movidos por flechazos, sin guía e impulsos de algún miembro del tiempo, llegamos al centro de la pista del palacio.

Allí su majestad y yo nos encontramos ansiando algunos pasos y palabras. El espacio era tremendamente grande y perfectamente diseñado para ambos, solo para nosotros. Nuestras expresiones corporales fueron las promotoras del momento mágico y nuestras vestimentas se dejaron guiar por el viento o los nervios.

Solo latidos salieron de todos lados y nuestros brazos realizaron mímicas con códigos secretos que solo su majestad y yo entendimos. Todo pareció tremendamente gigante, pero fue el peso disfrazado de alegrías.

Hubo un paso particular, muy característico y personalizado. Nadie lo notó, pero todos lo sintieron…aunque nosotros sí vivimos y lanzamos aquellas punzadas de un pacto en el que su majestad y yo creamos desde el inicio.

Christy Petri (Quesada Segura)

 

 

 

 

Deja un comentario