ADN Energético

Más que letras…Más que palabras…


Si escribir solo es plasmar letras en algún papel, que visión más vaga del concepto. ¿No has visto los innovadores proyectos, inmersos entre instrumentos, expresiones corporales, gestos o movimientos?

Si tu visión detallista se sucumbe entre aquellas palabras voladoras, entonces tendrás los ojos y pensamientos bastante definidos como para notar los mensajes más glorificantes en el aire.

No es la simple casualidad quien despertó la vida de las letras. El propósito claro de ellas avivó los mensajes más desafiantes que la comunicación a veces no ha logrado definir, por su complejidad altamente perfecta, retando las cabezas de todos o muchos comunicadores (entiéndase comunicador por cualquier persona en esta tierra…aunque si hablamos de otros…mejor que el silencio nos calle).

Indefinidamente algunos arriesgan sus conocimientos y tácticas para jugar o cambiar significados, a veces lo hacen sin saber nada, otras veces parece que saben pero no saben y a veces lo saben aunque para sus propios conceptos y experiencias, lo cual no siempre es compatible con otros.

Regresando al mundo de las letras, su magia trazada como pequeños granos de arena que van formando su figura completa y única, encierra no solo un diseño propio, sino, números, detalles… hasta canciones y propósitos. Creo que el tiempo ha caminado y decidido sobre nosotros, sin detenerlo para pensar en esta curiosa y oculta pista.

Es más, su poder es absoluto y el poder es lo suficientemente fuerte y pesado. Todo eso ayudó a encontrar el más grande funcionamiento de las palabras, cuyo rol abrió un mundo y una creación tan perfectamente distribuida y diseñada.

Solo un gran maestro y artista pudo crearlas. Podrán haber ladrones de letras, pero no de contenidos ni significados, mucho menos sabiendo que ya todo existió con testigos suficientes. Testigos que nacieron en épocas y generaciones variadas, y testigos que nacerán con todo ya antes establecido.

Inclusive podríamos asegurar que las letras son prestadas, llegaron para crear mundos particulares y decidir sobre lo mejor en la tierra. Claro, el préstamo parece que falló convirtiéndose en un robo bastante trágico y poco sabio. Sin embargo, en el fondo sigue siendo un claro préstamo, aunque para nosotros los humanos sea un robo piadoso. Lastimosamente aún no hay mucha madurez para apropiarnos, pero ya llegará el día cuando suceda…donde seremos buenos administradores.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte gratis aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.