ADN Energético

¿Me arriesgo o me retiro?


6902278460_fb50f79772_b

Si me arriesgo, tendré la certeza de ganar una experiencia (buena o mala), pero con ganancia. Tendré la completa seguridad de haber activado algo donde mi curiosidad puede ser satisfecha y no retenida por miedo a arriesgar.

Si me arriesgo, mis posibilidades de aventura serán gratas o picantes para mi ser. Es cierto que podré mirar la realidad con algunos acontecimientos poco esperados, pero también con sorpresas altamente inigualables.

Si me retiro, podré evitar algo que pudo ser malo en el riesgo, pero no daría oportunidad para que en el riesgo se encuentre una solución bondadosa ante maldad temporal.

Si me retiro, enseño la debilidad subjetiva sin oportunidad de exaltar batallas vividas. Si me retiro, solo corro para huir y ésto es pérdida de tiempo, pérdida de vida.

Si me retiro puedo dañar o perder. Sería la fase donde grandes hazañas sociales, culturales, políticas quedarían atropelladas por el poco valor humano.

Si me arriesgo es porque pienso en un riesgo cero, con la certeza de encontrar retribución y beneficio a corto, mediano o largo plazo…Todo ayuda para bien. En el estado de riesgo habrá seguridad desde las alturas…

Siempre con incertidumbre e incógnitas…pero…¿de qué sirve el miedo? Éste solo busca su lugar y su rol para paralizar. Si me arriesgo, avanzo, si me retiro, me engaño.

Si me arriesgo sé que hay una esperanza…Si me arriesgo y perezco…al menos pude arriesgarme por amor, por algo bueno. Aquí voy”.

Christy Petri (Quesada Segura) ©
Ilustración: Claudia María Gutiérrez ©
Sitio de la foto:  http://www.flickr.com/photos/claudiamgutierrez/6902278460/

Deja un comentario