ADN Energético

Letras perdidas


No se escaparon, pero sí ante mis ojos. Puedo percibir la distorsión de la esperanza. Enfatizo, solamente se trata de distorsión. Mi mirada reconoce la lucha en el cristal de los anteojos.

Es como confusión con pleno festejo dentro del humano: en el corazón. Con sus dudas. Una guerra de mente, palabras y emociones.

Siempre, siempre es una mirada. Busca primeramente la fuente del conocimiento y sabiduría. Luego, persigue esas letras perdidas en la atmósfera externa.

¿Es el viento, los pájaros, una persona, la medicina, algún libro, la música, el trabajo? ¿Dónde está la respuesta que promete soluciones reales?

A veces duele y sofoca. Puede incluso estar cerca… pero aún después de varios años… no llega la idea. ¿Serenidad o enfado? Ambas. Inevitable, pero esperando.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Noticias Mi Ciudad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.