ADN Energético

Reciclaje creativo


Reciclaje

La rutina intensifica nuestros pálidos impulsos. Nuestros pasos pesan, al igual que los pensamientos y rostro. Hay mucho o poco… pero lo hay. El reflejo es visible, obliga a buscar formas creativas para alimentar de frescura, del viento, del agua, de la verdadera vida. ¿Qué tal un buen proceso de reciclaje?

Si aprendemos cada etapa, conscientes de la relevancia de nuestro interior, podemos crecer y renovarnos completamente. Ayudaríamos a muchos… al mundo… Crearíamos una purificación de nuestra sangre, con reinicio de nuestras computadoras mentales, de nuestras emociones. Corazón.

Nuestro cuerpo agradecería el alimento innovador alumbrando con una luz colorida. Lo viejo puede rescatarse, aún con cargas y años transcurridos. Eso sí…  Sería un reciclaje creativo, dispuestos a abandonar el antiguo ser y componer todo con originalidad y humanidad.

Podemos reciclarnos, aunque sea un proceso doloroso. Pueden presentarse obstáculos, miedos, fracasos o incertidumbre… Pero… si nos entregamos para que trabajen todo nuestro interior… Ocurriría una revolución tecnológica… Un avance vanguardista, auténtico y virtuoso.

Noticias Mi Ciudad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.