ADN Energético

El gran descanso. Parte I


Ayer y hasta las grandes fechas. Hoy… Ha sido un oasis. Sin tiempo. Sin demora. Sin pensar. Va más allá de nuestros propios cuerpos.

¿Crear? ¿O descansar? Conmemoración es celebrar el descanso después de crear. Es el punto de partida. El viaje y la aventura.

Apareció antes de pensarlo. Es la completa libertad que se mueve en todos los seres. Es la búsqueda de nuestra conexión con paz holística.

Sin guerras, sin divisiones, sin barreras, sin miedos, sin incomodidad que esclavizan al ser como si fuera materia.

Fue y sigue siendo el paraíso. El último día que abre un amanecer. Para Él. Es para mí. Somos todos.

Se aceleran los latidos del cuerpo. Hay recuerdos. Lo esperamos desesperados. Es un día con anhelo.

Nos vestimos bien, comemos bien. Disfrutamos. Es el máximo placer.

Es simple conciencia… pero simplicidad en las entrañas. Amor verdadero. Sin explicación. Hay más que inspiración.

¿Por qué su importancia? ¿Cuál es la magia? Es una muestra de mundos serenos.

Es el máximo experimento, puro como el placer cercano a una INFINIDAD PATERNAL.

Solo una porción del paraíso. Celestial. Sin trabajo. Es descanso. Cesar. Automático e instantáneo. Dependiente.

Sin afanes. No hay malentendidos de nuestra presencia universal. Es para la eternidad.

Recobramos la claridad. Entendemos. No hay control de la vida. Recordamos al creador.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Deja un comentario