ADN Energético

El gran descanso. Parte II


Quitamos esas ilusiones engañosas. Alzamos la experiencia como algo irreal. Hay un contacto. No hay influencias banales.

El descanso se intensifica. Algo extraño, pero sucede. Alguien más nos sumerge. Elevación distinta. No creamos. Recibimos. Despertamos armonía.

Hay abundancia. El alma busca y encuentra. Es inercia fluida. Natural reverencia que supera un reino.

Hay más independencia de la tierra. Hay mayor dependencia a la supremacía.

Si nos desequilibramos, retomamos un balance novedoso. Para la semana y para la vida. Es ducharse. Todo cae y el ser se regenera. Es la misma dimensión interna.

Perfección… misticismo… gracia… contemplación en el espacio y tiempo. Los últimos existen a nuestra manera… pero es distinto.

Se trasciende y se encuentra estabilidad. Descansos gratuitos. Atmósfera permanente.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Fotografía: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Deja un comentario