ADN Energético

Elevemos el cerebro derecho


Es tanta la compasión que no la soportamos… No en el mal sentido, sino en la incapacidad de explicarle al mundo nuestro estado. Esta sensación supera nuestra inteligencia racional. Es trascender. Es intuición pura… Y con ella el amor explota para esta humanidad llena de entretenidas aromas.

El amor no es nuestro. Es prestado. Pasea por todo nuestro ser, pero NO ES NUESTRO. No viene de acá. Nos acercamos a él con voz, con estudio, con plegaria… y él se acerca a nosotros con personas, situaciones, eventos…

Elevemos el cerebro, pero el derecho… ese que va ligado al corazón, magnetismo creativo… y sube a todo el cerebro descargando partículas eléctricas… luego baja al corazón nuevamente y un poco más abajo, al hígado, trayendo la gravedad en escena… Y así va ese recorrido… arriba, centro, abajo… abajo, centro, arriba… pero siempre ganando con esa dosis de bondad, de misericordia, de compasión… para nosotros y para todos.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Deja un comentario