ADN Energético

Romántica unidad


Es secreto. Lo místico es secreto. Éramos dos, éramos uno, éramos todo y todo estaba hecho de nosotros. Antes de que existieran los nombres yo te miraba en tu personificación de luz y tú me escuchabas como palabra. Luego a lo inverso. Así nació y ahora es un inicio habitual. Luz y palabra corresponden, así trascendemos. Siempre engendramos, amarramos para dar unidad. Nunca hay coincidencias, porque eso no existe en nuestro tiempo, ni espacio. Luz y palabra se acompañan, se consienten. Es presencia etérea. Algo incorpóreo… Viviremos así para entendernos, pero necesitaremos escucharnos. Nos sentiremos como amor extra humano, algo ininteligible.


Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte
 aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

0 comentarios

Deja un comentario