ADN Energético

La tierra


El tema de la voluntad se explica de una manera muy linda, utilizando el ejemplo de la tierra.

En hebreo, “tierra o territorio” se dice: “eretz”, con la misma subraíz (r- tz, reish-tzadik) que la palabra “ratzón”, que significa “voluntad”.

Entonces cuentan los sabios que se llamó “eretz” a la “tierra” porque se quizo hacer la voluntad (ratzón) de Él.

La “tierra” representa la voluntad de D-s al darle vida. Por eso, entrar y quedarse en la “tierra” representa igualmente su voluntad.

Ese deseo de apasionarse por el bien, con enfoque, es el más claro camino de su voluntad. Es una luz divina que hace posible TODO.

Entrar a la “tierra” es un comienzo espiritual. Es una nueva voluntad. Es la pasión y despertar del alma. Es la pureza en la mente moviéndose hacia la expresión. Es el libro que diseña y dirige hacia una promoción de vida.

La voluntad revive por experiencias que llaman nuestra atención y retan nuestra imaginación. Son meditaciones que explotan a la acción. La voluntad es la fuerza que está detrás de todo cambio. Es la fuerza divina.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Basado en: dimensiones.org
Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Deja un comentario