Mi Ciudad Saludable

Mapaches creativos y sanadores


Estuvimos en la casa de nuestros padres tomando café y compartiendo algunas anécdotas de las épocas colegiales, obviamente nos reímos mucho de nosotros mismos. 

Al rato, a nuestra familia se le ocurrió preparar un riquísimo pastel de yuca para la cena. Llegado el momento, comenzamos a degustar.

No íbamos ni por el segundo bocado, cuando de repente algo cayó del techo, traspasando una lámina.

Nuestra madre estaba sentada justo debajo de esa lámina. Sucedió tan rápido que lo único que hicimos fue gritar y reírnos:

— ¡Son los mapaches! 

Luego comenzamos a escuchar:

— ¡Cuidado! ¡En serio! Los mapaches tiene rabia y son agresivos.

Sabíamos que esto iba a suceder porque al llegar a la casa, nos contaron que hace días una gran familia de mapaches andaba en el techo.

No se escuchó nada, fue como si ellos se hubiesen acercado en silencio, calculando.

Solo cayeron. Por cierto, fueron los bebés mapaches que cayeron. ¡Imaginen si hubieran caído los padres! 

No pudimos hacer nada, entonces tuvimos que llamar a los bomberos para que vinieran a llevárselos.

Fue un momento muy gracioso, jamás pensamos que tendríamos una noche tan “natural”. Y como somos tan curiosos, comenzamos a buscar algunas características de los mapaches, más allá de lo que ya se “dice de ellos”. 

Nos dimos cuenta que estos son creativos y tienen un fuerte sentido del olfato, pero lo más interesante, y lo que tal vez se conoce menos, es que los mapaches están siendo objeto de investigación.

¿Investigación en qué?

Se usan para detectar radionúclidos en algunos alimentos que consumimos y que están en zonas de industrias nucleares, o para verificar metales pesados (contaminantes ambientales)  en la cadena alimenticia.

¿Y qué son los  radionúclidos?

Según el Instituto Nacional de Cáncer, se refiere a la “forma inestable de un elemento que libera radiación a medida que se descompone y se vuelve más estable. Los radionúclidos se pueden presentar en la naturaleza o se pueden producir en el laboratorio. En el campo de la medicina, se usan en las pruebas de imaginología y para tratamiento, como destruir tumores”.

Los radionúclidos se pueden difundir en el aire, en el suelo, en el agua o en los alimentos mediante la cadena alimenticia que se efectúa en el proceso de obtención de energía entre distintas especies.

Ahora sabemos que los mapaches son muy especiales y que están teniendo un papel importante para mejorar la salud pública.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

 

Deja un comentario