ADN Energético

¡Aún hay mucho ruido!


Pasan… uno por uno… Solo observan, y sin buscar, les llega la alerta… Es muy obvio. Aún la pausa completa no les visita para refrescar sin argumentos.

Son muchas variaciones. Poco silencio y mucha bulla. ¡Ay! Siempre tan distintas esas variaciones. Mezclas molestas. No son melodías. Las ciudades aún están llenas de ruido.

Si se quitare… ¡Qué delicia! Se podría encontrar armonía colectiva. El silencio está llamando más la atención. No hay que esperar. Hay que hacer algo.

Hay mucha distorsión. Muchos quieren encontrar el respiro puntual… una preparación con aliento… más aire con musical incluido… ¡Entonces a meditar más!

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik
Noticias Mi Ciudad

Deja un comentario