ADN Energético

La compra del CD de música


¡Qué alegría cuando los pequeños detalles encienden! La música siempre ha sido y es la gran seductora de nuestra vida. 

Hace algún tiempo muchos comprábamos discos compactos (CDs) para poder escuchar a nuestros cantantes favoritos.

En esas épocas los CDs eran costosos, entonces debíamos ahorrar para comprarlos nosotros mismos, suplicarle a nuestros padres que nos ayudaran o pedirlos como regalo.

— Ahora tenemos acceso a más música, pero a veces no la disfrutamos porque antes había una emoción particular cuando comprábamos un CD, sobre todo cuando éramos más jóvenes, ya que eran caros, entonces, los pocos CDs que teníamos, los escuchábamos y escuchábamos. Eso era especial.

En esa época se expresaron muchas alegrías porque pudimos disfrutar de las melodías, pero conforme pasaron los años, fueron apareciendo nuevas formas de escuchar música, y no fue malo, simplemente fue distinto. 

Hace algunas semanas quisimos realizar una compra. Fue algo extraño, se introdujo una emoción muy grande por tener el nuevo CD de U2, “Songs of Experience”. Cuando llegó, fue como si nunca hubiésemos visto un disco.

Fue único volver a sentir el paquete y detenernos a LEER y DIGERIR cada letra, y qué decir de volver a utilizar el dispositivo para escuchar las canciones.

— La ventaja es que tenemos un carro con lector de CDs,  algo que ya no teníamos en la casa porque todo cambia. Ahora es un buen pretexto. Es la emoción de volver a sentir el disco, de leer las letras y de escuchar, escuchar y escuchar. 

No sabemos ni cómo explicarlo, solo sabemos que fue algo muy lindo. Como niños nos subimos al auto y nos fuimos a pasear con “full” volumen escuchando cada canción, especialmente una llamada “Get out of your own way”. 

Realmente a veces hay detalles que nos conectan con nuestra alma. El hecho de sentarse y pensar qué amamos, qué nos hace vibrar y qué anhelamos, nos arroja un sin fin de “palabras claves” que nos ayudan a vivir con “full” música en todo momento y lugar.

— Es mágico. Creemos que han pasado por lo menos 10 años en que no comprábamos o no nos compraban un CD. Estamos muy agradecidos.

Si quieres recibir nuestros escritos y llenarte de luz, puedes suscribirte aquí.

Dibujo: Freepik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.